Fiasco en Nestlé, malas prácticas en Facebook

La compañía Nestlé se encuentra en problemas debido al poder que han adquirido las redes sociales. La pregunta es, ¿pueden éstas ayudar a solucionar el problema que tienen entre manos? Otras compañías que se encontraron en una situación similar utilizaron estos medios con la esperanza de arreglar la mala imagen que estos canales les atribuyeron.  Los medios se están cebando con Nestlé: vídeos corrosivos, comentarios irónicos, parodias con animales… son sólo algunas de las reacciones que han provocado el boicot.

El inicio de todo se remonta a una campaña de protección medioambiental organizada por Greenpeace (famosos por utilizar métodos poco ortodoxos en sus campañas publicitarias). La ONG de activistas medioambientales hizo un vídeo parodia de Nestlé sobre la chocolatinas KitKat. El vídeo denuncia el uso de uno de los ingredientes clave de este snack,  el aceite de palma. La utilización de esta golosa sustancia agrava la desforestación de las selvas tropicales (Bosques del Paraíso en Sumatra), amenaza a distintas especies (como el orangután) y repercute en las emisiones de gas que provocan el efecto invernadero.  Advertimos que el vídeo de Nestlé puede herir la sensibilidad de algunas personas .

Nestlé solicitó a Youtube, por razones obvias, que se retirara el vídeo de la red. Youtube tomó medidas en el asunto. Pero ésto no impidió que el boicot a Nestlé siguiera adelante y el vídeo comprometedor saliera en otras redes sociales. La página de Greenpeace anima a los internautas a que exprese su opinión a la multinacional Nestlé (si quieres unirte al boicot). El boicot incluso disfruta ya de una una página en Wikipedia. La parodia en cuestión se expande de manera viral a la velocidad de la luz.

Pero el asunto ha ido a peor debido a Facebook. Hoy en día todas las empresas gozan de una página de fans. Nestlé no es la excepción: página de fans de Nestlé . En la página de fans de Facebook de Nestlé  aparecen cada día mensajes de objección a la empresa y comentarios airados de partidarios de Greenpeace en contra de las prácticas de la compañía. Muchos de los detrectores, escogieron el logo de “Nestlé Killer” (foto) como su foto de perfil en la red social.  Los responsable de Nestlé acceptaron los comentarios pero pidieron que se abandonara el uso de la imagen alterada de la marca como logo, ya que es una marca registrada y el mal uso va en contra de  los criterios de la propiedad intelectual.  Ser acusados de males acciones por una compañía que está acelerando la desforestación de los bosques no sentó muy bien a los detractores. A partir de ahí la presión en los medios y redes sociales contra Nestlé fue a más.

Ésta es la primera vez que se ha visto un golpe de efecto de tal magnitud en los comentarios de una página de fans en Facebook.  Hoy en día las páginas de fans son la herramienta de márketing online más influyente.  El feedback directo de los usuarios que la red social ofrece puede suponer un gran inconveniente para grandes emprasa como Nestlé, ya que los comentarios de los consumidores gozan de total libertad. El boicot representa no solo un éxito para Greenpeace sino también la afirmación del poder y la repercusión a la que pueden llegar las redes sociales lideradas por Facebook.

Deja un comentario