6 razones por las que no conectar Facebook con Twitter

Seguramente tendrás amigos, o clientes, que están tanto en Facebook como en Twitter. Seguro que más de uno te ha dicho que no sabe nada de ti a desde hace meses, y que no te cuentas nada nuevo por Facebook o Twitter. Y en realidad resulta qué llevas meses enganchado a Twitter/Facebook, y te resulta mucho más fácil y divertido contarlo por esa red. O bien en tu startup ó pequeña empresa, tu eres el que se encarga del marketing online. Es decir: actualizar los perfiles sociales de la empresa entre otras cosas.

Esta situación se podría solucionar fácilmente y conectar ambos. Simple, ¿no? Entonces pasa al final del artículo…

twitter-facebook-connect

O mejor no. ¿Necesitas realmente conectar Twitter con Facebook?

Personalmente, te recomendamos no conectar Twitter con Facebook ó viceversa. ¿Por qué? Básicamente por que ambas redes sociales, presentan marcadas diferencias, empezando con el estilo de su comunicación. Es decir: terminología, sub-cultura y etiqueta.

No hay que olvidar que Facebook nació como una red para conectar compañeros de clase, a la postre también los amigos. El lenguaje que se mantiene es mucho más cercano e íntimo. Sin embargo Twitter aglutina virtualmente a la gente más por intereses comunes, que por amistades de la vida real, que también, pero en menor medida. En Twitter el lenguaje puede ser empleado en muchos niveles diferentes, y la cercanía puede variar de la formalidad absoluta a la bromas dependiendo de la confianza que tengamos con determinados seguidores.

Un tema aparte es qué red es la más apropiada para tus objetivos comunicativos. Si ejercitas el personal branding o el online marketing para tu empresa, probablemente no puedas renunciar a ambas, pero puede que una de ellas sea mucho más efectiva para acercarte a la audiencia que te interesa.

6 razones por las que no conectar Facebook con Twitter

  1. En Twitter los comentarios están limitados a 140 caracteres. Si publicas desde Facebook a Twitter. Tus textos y enlace juntos no deben superar la cifra mágica de los 140 caracteres, o tus seguidores no lo podrán ver enteros.
  2. Normalmente lo que publicamos en Facebook es privado, exceptuando las páginas de fans. Por el contrario la gran mayoría de los tuits en Twitter son públicos. Lo más seguro es que si publicamos enlaces, nuestros seguidores no podrán ver los enlaces o fotos que contengan.
  3. Si la mayoría de tus followers en Twitter fueran también tus amigos en Facebook… O si tus seguidores en Twitter son tus (potenciales) clientes y fans de tu página de Facebook ¿Necesitas contarles por dos canales distintos lo mismo? Lo mejor que puedes hacer es compartir noticias y contenidos distintos desde ambas cuentas.
  4. El último cambio de EdgeRank en Facebook, nos muestra las últimas noticias que considera más destacadas para nosotros, independientemente del momento en el que se hayan publicado. Por el contrario, en Twitter los tuits de las personas que seguimos se visualizan cronológicamente. Esto implica que se publique con dos estrategias distintas: Engagement vs. periodicidad.
    • En Facebook el engagement de nuestros amigos o followers se premia con aparecer al principio entre sus últimas noticias.
    • En Twitter a veces hay que repetir un mismo mensaje en diferentes horarios para que logre un alcance similar entre todos nuestros followers.
  5. En ambas plataformas se utilizan los hastags, pero es sin duda en Twitter donde estos llevan la voz cantante y reflejan el flujo de las conversaciones. En Facebook no han tenido de momento buena acogida, y puede que para tus amigos (no habituados a Twitter) sea más difícil leer tus publicaciones si intercalas hashtags para que aparezcan en Twitter.
  6. Las abreviaturas de Twitter RT, FF, TM… etc, difícilmente serán entendidas por tu amigos o fans en Facebook si estos no han utilizado Twitter.

Entonces ,¿Qué te recomendamos?

  1. No conectar Facebook con Twitter (u otras redes sociales).
  2. Utiliza algún gestor de redes sociales apto para Community Managers, cómo Hootsuite o Buffer. Desde el podrás difundir fácilmente y a la vez un mismo contenido (texto, enlace, imagen) a varias redes sociales, realizando las variaciones de estilo y nivel del lenguaje, para que en cada una de las redes sociales tenga mejor acogida.
  3. No publiques los mismos contenidos. Puede que puntualmente tengas algo importante que comunicar en tus distintas redes sociales, pero por lo general, bien por su contenido o por la cantidad que quieras publicar es mejor emplear una red u otra. Además así animarás a tus seguidores a seguirte en tus otras redes sociales, generando una interacción más rica y variada con tus amigos, fans o clientes.

¿Convencido… o no? Desconectar (y conectar) Twitter de Facebook

Para desconectar y dejar de publicar nuestras actualizaciones de Facebook en Twitter:

Para desconectar y dejar de publicar nuestros tuits de Twitter en Facebook:

Pese a todo, si necesitas conectar ambas redes, puedes hacerlo siguiendo nuestros tutoriales:

Quizás has vivido otras situaciones similares en las que conectar Facebook y Twitter te hayan jugado una mala pasada. ¡Déjanos tu comentario para que podamos aprender unos de otros!

Imagen: Jess3.com

Ha trabajado durante más de 10 años en la comunicación, marketing, fundraising y desarollo de non-profits para estudiantes universitarios a nivel europeo. Por ello le apasionan el desarrollo de las organizaciones, las redes sociales y desarrollo de negocio en nuevas tecnologías.

Deja un comentario

1 comentario

  1. La verdad yo nunca he conectado mis cuentas de Facebook con Twitter. Sobre todo porque son sitios completamente diferentes y no creo que la misma información en ambos sitios valga la pena.